Cannabis sativa

El cannabis sativa o cáñamo es una planta herbácea de la familia de las cannabáceas originaria de las tierras que circundan los mares Caspio y Negro. Se conoce y se utiliza desde tiempos prehistóricos por sus propiedades textiles y estupefacientes. El cáñamo es una especie dioica es decir, hay plantas masculinas y plantas femeninas con características diferentes. Así en las inflorescencias femeninas, se acumula una resina con propiedades psicoactiva con un elevado contenido en THC o tetrahidrocannabinol, entre otras muchas sustancias. Estos cogollos se denominan marihuna y la resina que se extrae de ellos, hachís. Su cultivo y comercio resulta ilegal en la mayoría de paises del mundo a pesar de lo cual, es la sustancia ilícita más consumida del mundo según la ONU ( ver link aquí). cannavis sativa 3

Cannabis sativa.
El uso recreativo de la marihuana se realiza por inhalación del humo, es decir fumada, ya sea por medio de pipas, ya sea mezclada con tabaco (porros). Al llegar a los pulmones, el humo inhalado se distribuye por el cuerpo y es metabolizado en el hígado dando lugar a un amplísimo rango de metabolitos psicoactivos, la mayoría de los cuales traspasan la barrera hematoencefálica  produciendo un efecto farmacológico a los 10 minutos de ser inhalados. El THC y sus derivados se eliminan por medio de la orina pero  lo hacen de forma lenta por su elevada lipofília que hace que se acumulen en el tejido adiposo ( grasas). Los efectos psíquicos que produce el consumo de marihuana dependen de la dosis y de la frecuencia de su consumo. Son en una primera fase de euforia, sensación de bienestar, mayor sensibilidad a colores y sonidos, alteración del sentido del tiempo, despersonalización, fuga de ideas, pérdida de memoria y a dosis más elevadas alucinaciones y psicosis. Tras esta fase de euforia aparece otra fase depresiva que se manifiesta en forma de sueño y apatía general. La intoxicación aguda puede dar lugar a cuadros de psicosis tóxicas agudas. El uso continuado puede llegar a producir alteraciones psicológicas al funcionar como desencadenante de patologias latentes y povocar el conocido como síndrome amotivacional que se manifiesta con apatía, falta de concentración, disminución de capacidades sociales, entre otros. Conocemos y usamos el cannabis desde el inicio de la historia, es cierto, pero el abuso y la cronificación de su consumo genera problemas importantes que quizás se podrían haber evitado. ¿Cual es mi consejo como farmacéutico? mejor dejar el cáñamo para hacer cuerdas y zapatos! Gracias por leernos!! Deja tus consultas anónimas en la web: http://www.farmac.es/ las responderemos a la mayor brevedad visitanos en facebook: Facebook Farmacia Casanova